Siguen mi blog...

20 noviembre 2010

TOPIARIO MANZANAS

Esta época del año es muy complicada cuando una tiene hijos en edad escolar, las pruebas finales, los calores terribles ( todavía estamos en primavera y ya tenemos algunos dias de 40°C) y preparar todo para los actos escolares es para valientes!!. Asi que el bordado va quedando en segundo plano.... o en tercero.
La verdad que he estado muy desganada este tiempo, asi que lo único que hice fue cumplir con algunos trabajitos para los intercambios en los que me anoté y hacer un poquitito de este topiario, que les debo el autor y de qué página lo saqué porque realmente no recuerdo.
Este es mi petit avance:





Photobucket

7 comentarios:

Mar dijo...

Hola Adriana, ¿40º? ayy, estamos separadas por medio mundo, aqui hoy había 0º y apetece estar en casita bordando. El trabajo te esta quedando genial. Besos

Sandra Salinas dijo...

Adriana que bueno que regresas y ese trabajo que estas haciendo está realmente hermoso, felicidades. Ya lo veremos terminado. Besos

Beatriz dijo...

Muy lindo te va a quedar. Ya vas a tener màs tiempo. Que tengas un lindo domingo.

Rosana dijo...

Es un diseño precioso, te va a quedar divino. Por aquí tenemos muuucho frio.
Un beso.

Rosana dijo...

Hola. He visitado tu blog y me ha gustado todo lo que he visto, por eso me he hecho seguidora tuya.
Saludos y feliz semana para ti.

Ana María López dijo...

Hola! me encanto su pagina de manualidades!!

Me llamo Ana Maria y soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me gusto mucho su pagina y le felicito por hacer un buen trabajo. Le cuento que me encuentro construyendo alianzas con webs amigas para asi atraer mas visitantes y poder hacer mas conocida mi web. Por ello, me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

Si esta de acuerdo. Hagamelo saber.

Suerte con su web!
Ana Maria

Olenka's Stitches dijo...

Adriana,
You are a great mother and a wonderful stitcher. The Topiaro is going to be a masterpiece.
Hugs,
Olga